1 de abril de 2011

The day we almost become vampires


No fue una fiesta de disfraces ni una  de halloween... 
Fue un experimento que completó las actividades que realizamos dentro del programa "aprende a sonreir".



El primer día Bocazas, una boca gigante, visitó nuestra clase y nos enseñó como cepillarnos los dientes correctamente. También nos dijo que teníamos que cepillarnos los dientes tres veces al día, después de las principales comidas, y que el cepillado de antes de irnos a dormir era el más importante de todos.
Todos los días que tenemos Educación Física hemos practicado con el cepillo y la pasta que nos regalaron y hoy la maestra ha traído a la clase un "caramelo" que nos ha puesto toda la boca roja: parecíamos vampiros. A algunos les dio un poco de asco.
La maestra nos había contado cosas sobre las bacterias que viven en la boca y como se agarran a los dientes y que no se ven, así que con ese truco vimos donde se escondían. Nos cepillamos los dientes un buen rato hasta que se quedaron blancos y brillantes. ¡Que divertido!

1 comentarios :

Esperanza dijo...

Hola Inés, soy la mamá de dos alumnos tuyos, uno está en 1º y el otro en 4º de primaria. Te felicito por el blogs tan educativo y divertido (a la vez) que has creado. Enhorabuena para todos. Me ha gustado mucho también el blogs "somos un piña" compuesta por piñones y piñonas, está genial. Besos.

Publicar un comentario